tu gacet@

Boletín informativo electrónico

del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre


26 de septiembre de 2003 - El Aprovechamiento de las formas geológicas para uso doméstico: El caso del Barrio Viejo de Alhaurín de la Torre

Cuevas a la luz pública.

260903pesebre y abrevaderos R.JPG (206787 bytes)Las aguas subterráneas, no son solo fuente de riqueza, sino también hacen entender en gran parte el paisaje natural, agrario e incluso urbano. Alhaurín de la Torre siempre ha sido conocida y famosa, por el buen número de manantiales de gran calidad mineral que lo recorrían y que prácticamente eran las artífices de su prosperidad. Los molinos agua que dieron fama a la villa o el pan que con su harina se fabricaba.

El Barrio Viejo de Alhaurín de la Torre o el Albaicin (sobre un cerro), que llamaron los musulmanes, comenzó a repoblarse con los Repartimentos de tierra que siguieron a la conquista de Málaga en 1487 y con la llegada de nuevos habitantes, se empezaron a poblar las laderas del antiguo casco urbano asentado alrededor de la mezquita, (luego iglesia), y como un hecho natural, las cuevas u oquedades de la roca, se integraron en las casas que se comenzaron a construir y que aun hoy se conservan.

Sobre estas, versa el trabajo realizado por Miguel Ángel Huesca Mariscal, licenciado en Arqueología y jefe del Servicio de Bienes Culturales y Patrimonio del Ayuntamiento, “El Aprovechamiento de las formas geológicas para uso doméstico: El caso del Barrio Viejo de Alhaurín de la Torre”, un tratado de investigación de próxima 260903tallado en la roca R.JPG (232577 bytes)publicación y basado en la conferencia pronunciada sobre este tema, en las XII Edición de las Jornadas Europeas sobre Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, celebradas en octubre del pasado año, que trata sobre un fenómeno del siglo XV que ha llegado a nuestros días, y tal vez, porque no está expuesto al publico, no es suficientemente conocido. Las cuevas integradas en las viviendas.

Son 13 casas, 11 de ellas adyacentes, en la esquina de Salvador Rueda con calle Albaicín. Todas presentan una característica común y es que existe un patio interior que distribuye los accesos a la cueva y a la vivienda. Casi todas tienen varios espacios interiores, que según su forma, se catalogan en: galería en T, estructura centralizante –una zona o pared que sirve de centro y alrededor las oquedades - o bien de forma irregular. Algunas de ellas se mantienen tal cual las diseño la naturaleza, mientras que otras han sido adaptadas por la mano humana acomodándolas a un trabajo o tarea.

Así se puede deducir de abrevaderos y pesebres tallados en la piedra en su interior, lo que hace pensar se pudieron utilizar para la guarda de animales, seguramente cabras, que servían para con su leche ayudar a superar las maltrechas economías.

260903cueva estructura centralizante R.JPG (201075 bytes)Hoy sirven de trastero, de almacén de material, están totalmente abandonadas o algunas están en perfecto estado e integradas, revestidas de cal y con suelos de loseta, como una estancia mas de la vivienda.  

Son la mayoría de tamaño mediano y el resto mas pequeñas como covachuelas, e incluso algunas están comunicadas entre sí habiéndose cerrado dichos accesos con muro de obra para aislarlas.

El citado estudio viene a sacar a la luz, algo desconocido, pero también inventariable en el Patrimonio histórico y cultural de Alhaurín de la Torre. Las cuevas integradas en las viviendas.    


Edita: Oficina de Prensa del Ayuntamiento